El Chiringuito de Jugones-Foro Oficial


El señorío del Atlético de Madrid

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

El señorío del Atlético de Madrid

Mensaje por luisete21 el Lun Abr 22, 2013 3:02 am

El señorío del Atlético de Madrid
Por Rubén Uría | Rubén Uría – Hace 9 minutos

Supongo que este artículo irritará a todos aquellos hinchas a los que no les gusta el fútbol, porque sólo les gusta su equipo. Se siente. Con la venia, hora de proceder. A uno podrían pagarle por escribir aquello que a gran parte de la afición del Atlético le encantaría leer. Que existe una campaña mediática orientada a demonizar a Diego Costa, que los defensas le pegan como si les debiera dinero, que los árbitros le tienen manía persecutoria y que su comportamiento tiene un pase porque muchos querrían tener en sus equipos a una migraña de su calibre. Incluso hay quien le presenta como un mártir.
Diego Costa riega el campo con su sudor, se pegaría con su señora madre por los tres puntos y es un volcán en erupción. Futbolista de clase. Pura ambición. El problema llega cuando confunde ardor guerrero con gestos miserables. Costa, que vive en el imperio del exceso, en lo bueno y en lo malo, está en todas. Recibe tanto como pega y tiene un repertorio variado: maneja el oficio de los codos como Pepe, abusa del teatro como Alves, nada en la piscina de Di María y de propina, es la lengua más afilada de la Liga. Así es Costa. Así es la rosa. Así es el cardo. Un gran jugador y un pésimo relaciones públicas.
Incorregible, elefante en cacharrería, Costa se ha condenado a cargar con una reputación infame y un pasado que pesa como una bola de penitente a un fantasma. El asunto es grave porque esa cadena del brasileño arrastra consigo la camiseta que defiende y también al club que le paga. Una entidad que, por desgracia, consiente y mira para otro lado ante patochadas que ya no tienen disculpa. El cholismo es ganar, no negociar esfuerzos y pelear como un pequeño para ser grande. Pero con fútbol, no con malas artes. Porque si se viste esa camiseta, no saben esas prácticas. El ADN de esa camiseta es historia pura: la defendió con caballerosidad Gárate, la engrandeció con generosidad Collar y la vistió con orgullo Fernando Torres. Hombres de honor. Señores en toda la extensión de la palabra.
En estos tiempos que corren, defender el señorío parece algo demodé, pero aún se ponderan los valores del Barça o del Madrid, porque forman parte de su identidad. Cabe preguntarse en qué momento dejó de importar el señorío del Atlético. No cuesta imaginarlo, sabiendo que, en ese club, todavía mandan dos que defecan, a diario, en ese señorío y ese sentimiento al que mantienen secuestrado desde hace dos décadas. Pero la historia no miente. Hace años existió un Atlético señor, elegante y respetado. Un equipo donde los jugadores luchaban como hermanos, defendiendo sus colores en juego noble y sano, derrochando coraje y corazón. Hoy todos cumplen esas premisas. Salvo uno, que no juega ni noble, ni sano. Alguien debería decirle que la camiseta del Atlético se puede empapar en sudor, se puede manchar de sangre y de barro, pero no se puede ensuciar con comportamientos propios de pandilleros.
Rubén Uría / Eurosport

luisete21
Suplente
Suplente

Cantidad de envíos : 21665
Fecha de inscripción : 24/07/2010
Edad : 27
Localización : ALCORCON!

http://www.youtube.com/watch?v=wozHjtfhBHg https://twitter.com/Luisete21

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.