El Chiringuito de Jugones-Foro Oficial


El cristal con que se mira.

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

El cristal con que se mira.

Mensaje por JoseMaria_EB el Miér Oct 02, 2013 8:14 pm

Dice la canción que nada es verdad ni mentira, todo depende del color del cristal con que se mira. Voy a referirme al partido de anoche contra el Copenhague, pero antes es conveniente analizar la situación y todo lo que rodea en estos momentos al equipo.

El Equipo.- Estamos como la temporada anterior, en la misma dinámica, aún empeorada por un intento de cambio de sistema y la llegada de nuevos jugadores, además de importantes lesionados cuya ausencia se hace notar en el juego y conjunción del equipo. Exceso de confianza, relajación de ciertos jugadores y mal estado de forma de otros cuantos, dan como resultado que el equipo no sabe a que juega, se atasca, no llega, no disputa suficientemente los balones y por ende los pierde en beneficio del rival. Ya ni siquiera en lo que era el mejor del mundo indiscutible, en las fulgurantes contras y creación de ocasiones y su materialización, son lo que eran, se ha perdido en parte. Tampoco generan la misma emoción, la misma sensación de peligro en cada jugada, en cada acercamiento. No vale para el Real Madrid la pausa, el regate, ni el pase atrás. Vale la búsqueda feroz de la puerta contraria y en eso deberían no tener rival. Este tipo de juego, el de toque, solo debería utilizarlo para abrir defensas muy encerradas atrás, cuando el Real Madrid demuestra una superioridad insultante, abriendo el juego por las alas y con disparos desde fuera del área.

El Presidente. Debió tomar medidas en su momento y ahora quizá sea tarde. Perdió su pulso con sus jugadores cometiendo los mismos errores que antaño mimándolos demasiado  y dotándolos de unas alas que no deberían tener. El amplio respaldo mediático hacia los mundialistas, le ha dado miedo. "No se puede estar a malas con toda la prensa" dice. Y yo le respondo: Las manos de la prensa fuera del Madrid, Presidente. De toda la prensa. Va a llevarse más de un disgusto por su tibieza y tal vez termine viendo pañuelos ésta temporada a pesar de su magnífica gestión económica.

El Entrenador.- Es poco tiempo para juzgar a Ancelotti. Poco más de dos meses no son suficientes para cambiar la cara a un equipo, su estilo de juego, y adaptarlo a nuevas ideas a gusto de la afición, de la directiva, de los jugadores y de la prensa. La amiga y la enemiga, que ambas le están esperando. Si se intenta hacer demasiado deprisa, el cambio revierte en un batiburrillo  que lo hacen inaplicable, porque nadie está seguro de la reacción del compañero, si serán los automatismos antiguos los que aparezcan o los más nuevos. Pero este entrenador, como todos los que llegan al Real Madrid, tiene urgencias inaplazables. Debe intentar ganar todo sin pausa, sin paciencia, sin tiempo material. Porque está en el Real Madrid y dispone de los mejores jugadores del mundo y tiene que hacerlo valer aunque se quede sin resuello en el intento. Con un añadido: Las comparaciones son odiosas y más si se hacen con un entrenador como Mourinho, su antecesor, que ha sido respaldado por el 80 % de la afición como mínimo y a quien sólo la prensa, su acoso, un presidente cobarde ante la opinión mediática y la actitud de ciertos pesos pesados del vestuario han conseguido desterrar. Difícil papeleta para el esperado "pacificador". No llega ni a tres meses y ya está en el punto de mira de muchos que ya desean por una razón o por otra verlo caer.

Los jugadores.- Casillas "El 1º Capitán". Preocupado de su ego en grado superlativo. Más amigo de defender su estatus, a sus compañeros de selección ( no todos ) a su pareja y a su fama que a sus compañeros habituales y al equipo que le paga. Su objetivo primario: No perder la titularidad en la selección el próximo mundial. Mimado y protegido por la prensa que difunde sus bondades y tapa sus gravísimas acciones y defectos, es capaz de echar un pulso al mismísimo presidente si la ocasión se presenta. Uno de los principales artífices junto a sus protectores mediáticos de la salida del anterior entrenador y de provocar la revuelta de vestuario ayudado por los disconformes, Ramos, Pepe, Özil, Marcelo y  Cristiano Ronaldo. Excepción de éste último que lleva éstas características de serie, todos aquellos a quienes se les exigía esfuerzo, sacrificio y comportamiento correcto fuera y dentro del campo y no estaban dispuestos a ceder privilegios. Por parte de Ronaldo una discusión con Mourinho acabó con las buenas relaciones entre ambos, sin posibilidad de arreglo.  Todos ellos a inicios de temporada en baja forma y con escasa voluntad de subsanar rápidamente ésta deficiencia, tanto en ésta como la pasada. Demasiados jugadores como para desplegar un óptimo y necesario rendimiento. Cuando quisieron reparar su error, habían perdido la liga y en ésta llevan el mismo camino. Al final, procuraron salir indemnes y pagó el pato el entrenador. Veremos ésta temporada que pinta igual de mal, quien es el "guillotinado" cabeza de turco.  Señalados por el momento ( como siempre hay algún pagano que distrae la atención sobre los demás) Benzemá y el que parece  próximo a salir, el penúltimo vestigio del "Mourinhismo", el portugués Coentrão.

Sergio Ramos, 2º capitán, que muestra junto a Pepe, 4º capitán un bajo estado de forma lamentable. Lentos, mal colocados y encima tan pagados de sí mismos, que culpan a todo lo que se mueve del mal juego y del coladero en que se ha convertido el centro de la defensa del Real Madrid. Aún no se han percatado de que la pretemporada terminó hace tiempo y estamos en plena competición.  A ver si tras la famosa reunión, los cinco puntos de diferencia respecto a los primeros de la tabla, el propósito de enmienda y la "rotación" de anoche sirven de algo.

Varane. Una de mis debilidades. Magnífico, rápido en el corte, bien situado, con buena salida de balón, impagable en el juego aéreo y joven, muy joven. En una palabra, sencillamente brillante.

Marcelo, 3º capitán merece comentario aparte. Jugador propenso a llegar con unos kilitos de más, y a menudo lesionado. Es una lástima la irresponsabilidad en ese sentido de éste jugador. Porque es buenísimo en ataque si bien presenta algunas lagunas en defensa precisamente por dicha razón. Se incorpora mucho arriba creando muchísimo peligro y deja huecos atrás, pero es una delicia ver como rompe las defensas rivales. Ayuda muchísimo a Cristiano en sus desmarques. Le falta amueblar su cabeza un poco más y mejor.

Carvajal y Arbeloa. Laterales derechos ambos y de muy distintas características adaptables y convenientes según el rival de turno. El primero mucho más ofensivo que el segundo que aporta más seguridad y experiencia. Uno bisoño y el otro curtido en mil batallas. Ambos muy válidos para la ocasión aunque a ambos les hace falta un detalle: Saber centrar en condiciones, algo que deben entrenar muy a fondo. Coentrão cumplidor, pero con la cabeza más puesta en su futuro próximo que en el equipo que juega.

Khedira, un todo terreno, corre, lucha e interviene con más o menos acierto en todas las fases de los encuentros en una labor sorda y deslucida pero eficaz como apoyo en todos los frentes, defensa y ataque. Creo que será uno de los que más roten, ya sea sustituído por Casemiro, una grata sorpresa que dará muchas alegrías a los aficionados del Real Madrid o por Modric, para mi gusto el mejor del equipo hoy en día y entre los cinco mejores en su puesto a nivel mundial.

Se echa de menos la presencia de Xabi Alonso a pesar de la llegada de Illarramendi, llamado a ser su sustituto natural, pero en fase de adaptación al juego y automatismos de sus nuevos compañeros aunque apunta muy buenas maneras.

Di María, motivado por la llegada de quien previsiblemente le quitará el puesto, el prácticamente inédito Bale. Capaz de lo mejor y de lo peor, aparece con una genialidad y falla en momentos clave. Demasiado intermitente, aunque siempre dispuesto al trabajo y a la lucha aspectos en los que se muestra incansable. No se le puede negar que da todo lo que tiene. Será fundamental a la hora de revolucionar un partido y en las rotaciones.

Gareth Bale, aún no ha llegado. Su falta de preparación en pretemporada y el enorme estress al que se ha visto sometido le están pasando factura. Deberían tener paciencia con éste jugador e irle metiendo poco a poco tras una preparación específica y sin prisas. Su calidad es innegable e ilusionante, pero sus circunstancias aconsejan prudencia o se romperá por mucho tiempo.

Isco, magnífico jugador con un rendimiento encomiable en éstos inicios de temporada. Garantiza gol y asistencias. Muy joven, presenta un potencial increíble y muchas ganas de agradar. Se ha ganado el favor y el cariño del Bernabéu en diez partidos. Tiene toda la pinta de que llegará a ser un grande de nuestro fútbol.

Cristiano Ronaldo. Pese a su incuestionable calidad, profesionalidad y entrega, le está costando un poco más llegar a su plenitud, a su velocidad de crucero. Es el crack del equipo, el que se lo echa a la espalda, ambicioso cara al gol y el que la mayoría de las veces nos da la victoria. No cabe duda de que irá a más a medida que vaya jugando más partidos y afinando su puntería rapidez y estado físico. Un aspirante a balón de oro en vigilia permanente.

Benzemá.- No es un nueve. Es asociativo y de calidad innegable, pero con lagunas de concentración y despistes increíbles en cada temporada. Da mucho o nada, depende de su mentalización y del día que toca. Simplemente no es fiable.

Jesé y Morata. Canteranos, ambiciosos y con potencial de futuro, pero demasiado verdes como para ostentar la titularidad en éste Real Madrid en partidos de verdadera importancia. No tienen aún las cualidades necesarias para jugar partidos a cara de perro contra equipos Champions, deben seguir progresando. En mi opinión el método a seguir con ellos sería el mismo que se ha practicado con Carvajal, cesión de un año para adquirir experiencia, jugar muchos minutos y desarrollar sus cualidades, para después recuperarlos y gozar de su juego adaptado al fútbol de élite.

Estos tres últimos jugadores y sus actuaciones en el campo me llevan a la creencia de que el Real Madrid necesita imperativamente un nueve. Y siendo objetivo aún cuando el gusto me lleva a Falcao, creo que el que mejor encajaría sería Luis Suárez por sus características de fajador peleón y presionante en la salida de balón del rival y su facilidad goleadora. Debería ser fichado en el mercado de invierno para completar este equipo.

Dicho ésto, vamos al partido de ayer, donde se observó una ligera mejoría, un juego más abierto, menos espeso pero sin grandes alardes, dado que no se debe olvidar que era el Copenhague, y que se pusieron de manifiesto varios de los mismos defectos crónicos en el equipo pese a su superioridad manifiestamente constatada. Se notó la presencia de Marcelo, que se convirtió en uno de los mejores atacantes del Real Madrid en la noche de ayer y también la de Varane en detrimento de Ramos, que dio más seguridad a la defensa y consistencia al equipo. Casillas, sin ánimos de restar méritos a su actuación,  arregló con reflejos bajo palos sus propios errores en los saques de esquina y faltas laterales, es decir, lo de siempre y que revierte en el aplauso entusiasta de incondicionales que no ven más allá del relumbrón de una parada, esa que otros porteros resuelven de una forma mucho más simple y menos vistosa. Un Di María destacado con grandes aciertos y grandes fallos, es decir en su línea y el resto, para bien o para mal, también. No me entusiasmó el equipo, pero vamos a mejor, y tres puntos más que añadidos a los malos resultados del resto del grupo alejan en solitario como líder al Real Madrid que si gana dos o tres partidos más pasará sin duda primero en ésta ronda.


JoseMaria_EB
avatar
JoseMaria_EB
Entrenador
Entrenador

Cantidad de envíos : 30998
Fecha de inscripción : 24/07/2009
Edad : 97

http://twitter.com/JoseMaria_RM https://www.facebook.com/elchiringuitoforo http://www.elchiringuitoforo.com

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.