El Chiringuito de Jugones-Foro Oficial


Los Nuevos Corsarios.

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Los Nuevos Corsarios.

Mensaje por JoseMaria_EB el Lun Mar 03, 2014 8:38 pm

Era algo sabido, no cabía esperar otra cosa. Había cuentas pendientes, rencor, anisas de revancha y odio. El Comité de Designación de Árbitros colaboró en convertir en reyerta lo que debió ser un bonito partido de fútbol con la designación de un árbitro que por ser benevolentes calificaremos como inadecuado, que trató de favorecer la continuidad en el juego, y en cambio ayudó a convertir el fútbol en pelea callejera.  

No sentó bien en el equipo del Cholo quedar eliminado de la Copa del Rey ni tampoco a sus aficionados, que parecen acostumbrados a regalar cerveza en lata para que se recuperen del esfuerzo y mecheros para el cigarrillo de después, para la tranquilidad de los jugadores rivales. Y a los jugadores del Atlético de Madrid no les duelen prendas en enseñar la calidad de los tacos de sus botas, para envidia de los visitantes blancos. Tampoco la fortaleza de sus cualidades físicas. Todo cordialidad, amabilidad y buenas formas.

Así en la primera jugada de Coentrão,  Juanfran le mostró en un alarde de poderío cuando en una "carga legal" casi le manda de nuevo a los vestuarios. Tampoco tuvo reparos el chico, que por algo fué canterano madridista,  en enseñarle el agarre de sus botas a la rodilla de Cristiano a la más mínima oportunidad que tuvo. Eso si, disfrazada de paso atrás para que el pobre árbitro no tuviera ni la más mínima duda de su involuntariedad. Pisotón de roja del que no habla prácticamente nadie. Ni se vio por lo que parece.

El flamante fichaje de la selección española del que muchos se felicitan, no tardó tampoco en enseñar sus armas. Faltas y caídas fingidas una y otra vez buscando el equívoco arbitral y el beneficio de su equipo, en la forma que aplaudiría el afamado macareno hasta romperse las palmas de las manos. Marrullerías propias de un tahúr en todas sus facetas. Eso si, sin pasarse que alguno será su compañero de aquí en adelante y no conviene entrar con mal pie. Pero eso no es motivo para no presentar sus credenciales a Diego López, y si sale bien, hacerle un favor a su nuevo compañero Casillas, que puede que se lo agradeciera. Ese sólo es un bulto sospechoso, un estorbo y nadie de la familia mediática se lo iba a reprochar.  

Entradas criminales por detrás a Arbeloa, disparates merecedores de una ducha anticipada a Xabi Alonso, y a cualquiera que pasara por allí, colaban inadvertidas. El pobre árbitro ni vio a Ardá Turan dando estopa por detrás, ni a Godín ni a Juanfran, ni a Filipe Luis soltando manos, ni a Miranda ni a Raúl García.

¿Culpable? Si. Carlo Ancelotti. Debió informarse que mandaba a los suyos a enfrentarse a los nuevos corsarios y no a jugadores de fútbol. Sólo les faltaron las navajas, arcabuces, espadas y garfios. Debieron suponer que la equipación reglamentaria era un arma suficiente como para arredrar y hacer huir al adversario. Y lo hicieron, a fe que lo hicieron, con la ayuda de un pacato árbitro que no sirve ni para denunciar que cayeron objetos contundentes al terreno de juego. Ni siquiera para estar escondido.

Se equivocó Ancelotti poniendo dos defensas más de contención que atacantes y creativos. Y se equivocó en la alineación de Di María pese a si asistencia en el primer gol. Al Atlético había que meterle miedo jugando al fútbol y en las proximidades de su área. A riesgo claro está de lesiones, que todo hay que decirlo, algo para lo que parecían estar consignados. Rectificó a tiempo afortunadamente para conseguir un efímero empate cuando nadie lo esperaba. Cuando el fuelle se le agotó a la banda Atlética y no podían con las botas. No dudo en vaticinar que tras éste partido el Atlético perderá uno o los dos siguientes. Se mataron en el campo como pájaros locos.

A la debacle de juego, se unieron los fantasmas de siempre cuando algunos creen tener el partido ganado con facilidad. Y el tempranero gol, debió cruzar los cables en la cabeza de Ramos y de Pepe. Y se dedicaron a hacer lo que no deben hacer. Estos dos a hacer equilibrios en el alambre de la expulsión o del penalti y a entrar en el juego de los corsarios colchoneros y el resto, a guardar fuerzas y a cuidar sus piernas. Algo lógico si tenemos en cuenta que se las jugaban en cada intento de ataque y eran conscientes de ello. Porque no nos engañemos, lo de Ramos fue un penalti tan claro como innecesario. Y lo de Pepe...lo de Pepe una vergüenza más.

Habrá, que de hecho lo hay, quien diga que jugaban al límite, con intensidad, con sus armas, las que tienen, con su estilo, el que tienen, con el carácter y orgullo que su entrenador les ha inculcado y que se comieron al Real Madrid.  No dirán que eso es lo mismo que decir, traspasando todas las fronteras del juego limpio, no viril ni siquiera duro, sino brusco e incluso violento y peligroso, con la permisividad de un árbitro impresentable, malo de solemnidad, que se comió dos penaltis, uno en cada área, que se dejó en la caseta las tarjetas rojas, que señaló como fuera de juego una inmejorable situación de Benzemá para el disparo y que tuvo una actuación parcial y lamentable permitiendo lo que permitió y que remató expulsando al Mono (no sé si mono u orangután que necesitó ocho hombres para ser contenido) cuando correspondía expulsar al tan simpático como sucio Simeone, ese que imprime su carácter a sus equipos y también debe enseñar como se clavan unos tacos, emulando lo que él mismo hizo con Julen Guerrero.  

No me gustó el Madrid, no aparecieron ni Modric, ni Xabi, ni Bale, ni Cristiano, ni Di María, ni estuvieron a la altura ni Arbeloa, ni Coentrão. Deben ser alérgicos a la estopa. El Madrid sólo jugó los cinco primeros minutos y el último cuarto de hora tras la incorporación de Carvajal, Marcelo e Isco, que sirvieron de revulsivo y control de los repartidores de coces y para con suerte empatar el partido. Del partido salvo al que muchos querían mandar a París hace tiempo, que no sólo fue el mejor de los blancos, sino que fue el único en dar verdaderamente la cara y la medida de su calidad.

Capítulo aparte el asunto Diego López. Tras un partido en el que encajó dos goles, uno prácticamente imparable a bocajarro por desidia de Di María que dejo sólo a Koke ante el meta, y otro en el que tapado por tres jugadores ve tarde el balón en un disparo de Gabi a 35 metros, se lo come y cuya digestión le va a servir de sudario entre sus "amigos" mediáticos, hizo dos paradas de mucho mérito que impidieron que el Atlético se alzase con la victoria. Pero eso no servirá de nada. Volverá el "Casillas debe jugarlo todo porque es el mejor portero del mundo" con más fuerza y virulencia que nunca.

Y mientras tanto, a la vista de todo este cúmulo de dislates, en las poltronas de la T4, felicitándose de que vamos líderes y el vestuario está en paz. Ahora preocupan los US y los de Primavera Blanca. En Junio, ya veremos a quien fichamos.

JoséMaría_RM
avatar
JoseMaria_EB
Entrenador
Entrenador

Cantidad de envíos : 30998
Fecha de inscripción : 24/07/2009
Edad : 97

http://twitter.com/JoseMaria_RM https://www.facebook.com/elchiringuitoforo http://www.elchiringuitoforo.com

Volver arriba Ir abajo

Re: Los Nuevos Corsarios.

Mensaje por Anci el Mar Mar 04, 2014 2:11 pm

Hablar mal del juez de la contienda se me hacen difícil porque si algo rayo el suficiente, ese fue el árbitro a pesar de haber dejado de señalar dos claros penalti, uno en cada área.
Pero ya es sabido que para que un partido trascienda por los cauces normales, debe de existir la colaboración de ambos equipos, y ninguno de los dos, estuvo por la labor. Había muchas cuentas pendientes entre determinados jugadores que salían a flor de piel cada vez que circulaba el balón por los alrededores.
Y el Atlético de Madrid y su entrenador, sabía que para ganarle al rival había que ponerle más intensidad que la del contrario y es aquí donde no jugo sus bazas el Madrid, donde no supo manejar ni la posesión, ni el contraataque, salvo en la recta final del encuentro.
El equipo de Simeone, aguanto hasta que le falto la gasolina, a estas alturas del campeonato, si no has rotado al equipo convenientemente, te pasan factura y, cada vez que utilizas la intensidad de una manera desmedida, esa energía va disminuyendo hasta quedarte sin ella y la recuperación es más parsimoniosa.
Esto en un equipo como el Atlético de Madrid es contraproducente, porque su juego se basa el 70% en lo físico y el resto en lo técnico. Mi impresión es que pasaran dificultades de aquí a que se acabe la liga. Solo basta de tira de estadísticas para observar que los suplentes de Simeone son utilizados un 2,65 % por partido.
Y ojo que el próximo compromiso que tiene el Atlético de Madrid, es el Celta donde se viene demostrando que es un equipo que siempre da la sensación de ser una presa difícil de batir.
En el otro frente, este parón de liga les vendrá bien para recuperar fuerzas, para afrontar la visita del Milán, pero teniendo presente que el juego subterráneo que en ocasiones saca a relucir los jugadores de Simeone, no se lo van a permitir en Europa, lo que le acarreara muchas más dificultades.
 
avatar
Anci
Alevín
Alevín

Cantidad de envíos : 591
Fecha de inscripción : 18/08/2010

Volver arriba Ir abajo

Re: Los Nuevos Corsarios.

Mensaje por cqqsb el Mar Mar 04, 2014 10:10 pm

Y en copa del Rey que fué el mismo árbitro? Se vió un juego diferente? en fin, siempre la misma cantinela, como que algunos del Madrid no dieron palos. Además me hace gracia, cuando estaba Mou y se enfrentaban al barça hacian exactamente lo mismo, entonces el argumento es que esto es un juego de hombes y viril, y ahora que es de moñas?
avatar
cqqsb
Mito
Mito

Cantidad de envíos : 22890
Fecha de inscripción : 02/11/2010
Edad : 51
Localización : Barcelona

Volver arriba Ir abajo

Re: Los Nuevos Corsarios.

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.