El Chiringuito de Jugones-Foro Oficial


Madriditis leve

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Madriditis leve

Mensaje por RAFAEL el Jue Mar 27, 2014 2:25 pm

Madriditis , por @Mrsambo92
marzo 18, 2014 - Equipo TAB, OPINIÓN - Tagged: FC Barcelona, madriditis, Opinión, Real Madrid - no comments






112 Flares 112 Flares ×





Cuando uno pasa por el hospital acaba viendo enfermos y lesiones por todas partes. Yo, que he pasado estos días mucho tiempo mirándome la escayola y la punta del pie, he podido recorrer mentalmente todas las lesiones y males futboleros, de los físicos a los psicológicos. Esta circunstancia y el ser madridista, que le obliga a uno a especializarse en multitud de materias porque empieza a haber tal cúmulo de idioteces, problemas, complejos e historias que o lo haces o acabas fuera de onda y loco perdido, me ha llevado a centrarme en la psicología y en el peor y más extendido mal, en el más grave, un mal sin tratamiento, crónico y muy extendido, el trastorno psicológico más paradigmático en el mundo del fútbol. La MADRIDITIS.
El Real Madrid es como Harpo Marx, silencioso, mudo. Se le insulta, vilipendia, injuria, calumnia, se le falta al respeto, se le desprecia y humilla… y mi amado club, como contestación a todo esto a lo largo de las últimas décadas, lo más que ha hecho es dormir o como mucho mostrar una irónica sonrisa o pronunciar un comentario sarcástico a lo Clint Eastwood en la trilogía del dólar, otro silencioso.
Detrás de estos insultos y faltas de respeto encontramos el grave mal que mencioné al inicio, la madriditis, que tiene su cepa en Barcelona y en el F. C. Barcelona, aunque este centro neurálgico no es exclusivo, ni mucho menos, se entiende allí donde haya un antimadridista, que luego se hace de un equipo para disimular, ya sea por causas familiares, territoriales o la más práctica de todas, hacerse del que más daño pueda hacerle al Madrid. La madriditis auténtica, la verdaderamente grave, es la que padecen las instituciones, los clubs, no los aficionados, que aunque también la padecen en amplio número, tiene otro carácter y está matizada por la sana rivalidad, piques de amigos y vaciles varios, la salsa del fútbol, además de la influencia mediática y consignas de sus clubs. Cafres hay en todas las aficiones. Por supuesto no todos los barcelonistas, atléticos o de otros equipos padecen madriditis, pero es un mal viral muy extendido.
El antimadridismo que padece de madriditis siempre preguntará antes por el resultado del Madrid que por el de su equipo, esos equipos que son meras fachadas. El madridismo, en cambio, sólo se preocupa del Barcelona o cualquier otro equipo cuando es rival directo. Cuando luchaba por meterse en Europa mientras el Madrid galáctico y pregaláctico conseguía Champions Leagues había muy pocos madridistas, si es que había alguno, que se preocuparan de lo que hacían los culés.
El Real Madrid es el albornoz donde el Barcelona y los antimadridistas quieren tapar sus vergüenzas porque en su fuero interno, como todo fetichista, lo que de verdad les gustaría, les pone, es poder hacer la cartilla que dan en el Marca y el As para conseguir ese albornoz, esas zapatillas, la toalla e incluso el tanga del Real Madrid. Es su oscuro objeto del deseo, que diría Buñuel, ser del Real Madrid. No hay más que ver todo lo relacionado con el fichaje de Neymar y las motivaciones reales del mismo, aparentar ser más que el Madrid, hacer más que el Madrid… hacer más que el modelo y referente.
La madriditis ha existido desde los mismos inicios de la competición, ese pasado donde unos catalanes fundaron el club de los odios antimadridistas era una ofensa. De ahí al “equipo del régimen”, las ayudas franquistas, Guruceta y demás mitos y pesadillas fue todo seguido. Poco importan las recalificaciones de Les Corts, que salvaron al club azulgrana de la quiebra y desaparición, que en la época más dura del franquismo el Madrid no ganara ni una sola Liga por 5 los culés o que el Barcelona tuviera 9 Copas del Generalísimo por 6 los madridistas. Sin mencionar la colección de insignias de oro y brillantes con la que el club catalán decoró la solapa de Franco. Que la realidad no te fastidie un prejuicio y un lloro.
Tampoco gustó que en 1920 nos concedieran el título de “Real”, el caso es que a alguien que padece madriditis no le gusta nada de lo que hace el Madrid o se relaciona con él. Es una enfermedad muy sufrida. Si a esto sumamos las ironías de don Santiago Bernabéu sobre los catalanes en contestación a tanto menosprecio, apaga y vámonos, aunque manifestara en multitud de ocasiones su respeto y admiración al pueblo catalán.
Fue el polémico fichaje de Di Stéfano por el Real Madrid lo que renovó la enfermedad, se encontraron casos donde le salieron sarpullidos a algunos enfermos de madriditis. De nuevo fue Franco el culpable de que el jugador jugase en Madrid y no en Barcelona, nada tuvo que ver que el presidente azulgrana rechazase, en un arranque de orgullo, contar con el argentino de forma compartida. Esto sí que fue un punto de inflexión, fue Bernabéu, Di Stéfano y el equipo que le rodeaba los que trajeron los éxitos al madridismo, pero la madriditis prefería adjudicarle los méritos a Franco.
Tal es el escozor de la madriditis, otro de sus síntomas, que el Barcelona llegó a renunciar a participar en la Copa de Europa, esa que fundó Bernabéu y el Real Madrid, por considerarla utópica, que eso no iba a ningún lado. ¡Cómo va a llegar a algún lado algo fundado por los maquiavélicos madridistas!, pensaban. Ahora resulta que tanto ellos como todos los equipos la desean mucho… Cosas de la madriditis.
Luego vendría Núñez y sus victorias morales, sus quejas arbitrales (esto es un leit motiv que llegará hasta el final de los días, recordemos a Guardiola y sus “cosas raras” al perder la Liga de los Récords); Gaspart y sus peroratas antimadridistas cada vez que veía un micrófono, su salto al Bernabéu a pasearse por él tras ganar una Copa del Rey escenificando ese anhelo oculto que mencioné más arriba, feliz y contento en ese campo que en realidad es su oscuro objeto de deseo; Laporta y su “cultura del pelotazo y el chollo”, los fichajes millonarios que luego copiaba, esos impagables momentos donde dedicaba entrevistas en el Nou Camp rodeado de los títulos del triplete mientras no podía evitar acordarse del Real Madrid, el directivo de su junta, Joan Oliver, que llamó chorizos a todos los españoles “por el hecho de serlo”, el que hablaba del buen estado de forma arbitral; el falso Guardiola que no decía nada pero mandaba a Xavi, Piqué y compañía (que antes no hablaban tanto) a criticar a los favores arbitrales al Madrid, su juego y sus valores, la Central Lechera, la Caverna Mediática; Rosell y sus enfurruñamientos arbitrales, sus fichajes de precio imposible, su compañero de junta Bartomeu, ahora presidente culé, y sus menciones, otra vez, a Di Stéfano y los enemigos de Madrid; la colección de jugadores azulgranas que hablan más del Madrid, para criticarlo claro, que de su propio club, con Xavi “El Profeta Engominado” Hernández a la cabeza y seguido por Piqué, Busquets, Iniesta y el que se precie; las divertidísimas ruedas de prensa de los jugadores recién fichados por el Barcelona que parecen obligados a decir que el Real Madrid intentó ficharles pero ellos prefirieron el club azulgrana renunciando al mefistofélico dinero blanco, llámese Neymar, Giuly o Ronaldinho; la rueda de prensa del canterano madridista Alfonso fue uno de esos momentos inolvidables que nos ha regalado la madriditis.
¿Qué me decís del Tata Martino hablando del fichaje de Bale y silbando distraído sobre el de Neymar? ¿Y del experto en economía Piqué? ¿Y de esos deseos de jugar finales en el Bernabéu?
Es divertido escuchar testimonios de jugadores que han pertenecido a los dos equipos, por ejemplo Bernd Schuster, hablando de cómo se tomaban unos y otros los clásicos. Aciertan: en Barcelona les iba la vida, el partido que salvaba la temporada, el rival que había que batir sí o sí, una cuestión de dignidad patria, casi. Aquí siempre hemos sido más normales. No lo digo yo, lo dice él.
Por supuesto el antimadridismo siempre negará su madriditis, pero jamás argumentará para rebatirla, es más de apostar por el “y tú más”, creyendo que si encuentra un ejemplo análogo en alguna cosa salida desde Madrid demuestra que ya no padece ese opresivo mal. Sí, señores madridistas, la madriditis es un mal que perturba la razón hasta esos límites. Hay que ser comprensivos y pacientes. Por el contrario ahora hay una tendencia en sectores culés de reconocer esa madriditis, pero sólo la admiten cuando van bien dadas para ellos, es decir, como un reducto del pasado del que apenas se acuerdan para darle la vuelta a la cosa y diagnosticar que en la situación actual es el Madrid el que padece “barcelonitis”. O sea, un sí, pero no… Nos quieren imitar hasta en las enfermedades mentales, aunque claro, ellos son muy de imitar, y si son horteradas mejor, como bautizar con el sobrenombre de “Dream Team” a uno de sus equipos.
Con la llegada de José Mourinho al banquillo madridista los culés encontraron un nuevo filón para sacar la palabra “barcelonitis”, aunque la han sacado cada vez que han podido para ocultar su complejo en ese “y tú más” que tanto les gusta. No deja de hacerme gracia que pusieran a Mourinho a su nivel, ya que en realidad lo que hizo el entrenador portugués fue llegar con retraso a cumplir con una demanda que el madridismo pedía hace mucho tiempo, una vez se pretendió destruir al club más allá del campo. Ha sido el único que ha alzado la voz por esta causa y el que se ha partido la cara mediáticamente en tal empresa: el Barcelona, los horarios, los árbitros… lo que nos perjudicase. El Real Madrid debía defenderse. Defenderse no es lo mismo que provocar. No, queridos antimadridistas “madriditosos”, defenderse de vuestros insultos no es lo mismo que lo que se hace desde allí. Mou protestó sobre perjuicios directos al club que defendía, otros comentan los supuestos favores arbitrales que nos hacen, ¿recordamos el partido del Madrid en Elche esta misma temporada?
El Real Madrid es el centro neurálgico del mundo futbolero, que viven con igual intensidad madridistas y antimadridistas que son, básicamente, las dos aficiones que hay. Vamos, que todo va al blanco o al antiblanco. Es por cosas así por lo que uno cuando se levanta por la mañana, libre de enfermedades psicológicas, siente el orgullo de ser madridista al mirarse ante un limpio espejo.


Autor: todoalblanco











Deja un comentario Cancelar respuesta
Tu dirección de
avatar
RAFAEL
Jugador de Leyenda
Jugador de Leyenda

Cantidad de envíos : 13284
Fecha de inscripción : 09/09/2010
Localización : A 250 km por segundo

http://salmoejoconhuevos.foroactivo.com

Volver arriba Ir abajo

Re: Madriditis leve

Mensaje por Makin el Jue Mar 27, 2014 7:11 pm

Demoledor. De principio a fin. Lo ha clavado pero bien.
avatar
Makin
Titular indiscutible
Titular indiscutible

Cantidad de envíos : 4411
Fecha de inscripción : 06/04/2012
Edad : 48
Localización : Llodio

Volver arriba Ir abajo

Re: Madriditis leve

Mensaje por ruwild el Jue Mar 27, 2014 7:26 pm

Para los que tengan madriditis tengo una frase apropiada.


El sabio siempre gana porque no compite  :cho

ruwild
Titular indiscutible
Titular indiscutible

Cantidad de envíos : 4181
Fecha de inscripción : 21/02/2014

Volver arriba Ir abajo

Re: Madriditis leve

Mensaje por WILD CAT el Jue Mar 27, 2014 8:17 pm

¿madriditis? 

Vaya efecto tiene
avatar
WILD CAT
Infantil
Infantil

Cantidad de envíos : 662
Fecha de inscripción : 25/11/2013
Edad : 54
Localización : avenida de la luz

Volver arriba Ir abajo

Re: Madriditis leve

Mensaje por RAFAEL el Vie Abr 04, 2014 4:11 pm

avatar
RAFAEL
Jugador de Leyenda
Jugador de Leyenda

Cantidad de envíos : 13284
Fecha de inscripción : 09/09/2010
Localización : A 250 km por segundo

http://salmoejoconhuevos.foroactivo.com

Volver arriba Ir abajo

Re: Madriditis leve

Mensaje por RAFAEL el Sáb Abr 12, 2014 2:29 pm

Lluís Mascaró
Director adjunto de SPORT

CAVERNA RIDÍCULA. No ofende quien quiere, sino quien puede. [..]
Aunque nos llamen catetos. Porque los catetos (o catetas, insisto) son ellos/ellas por no entender lo que significa ser del Barça.[..]
Por no entender que los culés nos alegramos por las victorias de nuestro equipo, pero que también disfrutamos (y mucho) con las derrotas del gran rival, el Madrid. Siempre ha sido así. Y lo continuará siendo. Por los siglos de los siglos. Es una de nuestras señas de identidad. De la que, por cierto, nos sentimos muy orgullosos. Porque cada vez que pierde el Madrid gana un poquito el Barça.  [..]
Lo que resulta cateto es querer ser políticamente correcto. Los culés somos, mayoritariamente, antimadridistas.[..]
Y si encima pretender insultar a Catalunya y a los catalanes, todavía quedan más retratados. ¡Ellos sí que son incultos! ¡Y ridículos! O ridícula...
avatar
RAFAEL
Jugador de Leyenda
Jugador de Leyenda

Cantidad de envíos : 13284
Fecha de inscripción : 09/09/2010
Localización : A 250 km por segundo

http://salmoejoconhuevos.foroactivo.com

Volver arriba Ir abajo

Re: Madriditis leve

Mensaje por Makin el Sáb Abr 12, 2014 5:57 pm

RAFAEL escribió:Lluís Mascaró
Director adjunto de SPORT

CAVERNA RIDÍCULA. No ofende quien quiere, sino quien puede. [..]
Aunque nos llamen catetos. Porque los catetos (o catetas, insisto) son ellos/ellas por no entender lo que significa ser del Barça.[..]
Por no entender que los culés nos alegramos por las victorias de nuestro equipo, pero que también disfrutamos (y mucho) con las derrotas del gran rival, el Madrid. Siempre ha sido así. Y lo continuará siendo. Por los siglos de los siglos. Es una de nuestras señas de identidad. De la que, por cierto, nos sentimos muy orgullosos. Porque cada vez que pierde el Madrid gana un poquito el Barça.  [..]
Lo que resulta cateto es querer ser políticamente correcto. Los culés somos, mayoritariamente, antimadridistas.[..]
Y si encima pretender insultar a Catalunya y a los catalanes, todavía quedan más retratados. ¡Ellos sí que son incultos! ¡Y ridículos! O ridícula...

avatar
Makin
Titular indiscutible
Titular indiscutible

Cantidad de envíos : 4411
Fecha de inscripción : 06/04/2012
Edad : 48
Localización : Llodio

Volver arriba Ir abajo

Re: Madriditis leve

Mensaje por ruwild el Sáb Abr 12, 2014 7:44 pm

RAFAEL escribió:Lluís Mascaró
Director adjunto de SPORT

CAVERNA RIDÍCULA. No ofende quien quiere, sino quien puede. [..]
Aunque nos llamen catetos. Porque los catetos (o catetas, insisto) son ellos/ellas por no entender lo que significa ser del Barça.[..]
Por no entender que los culés nos alegramos por las victorias de nuestro equipo, pero que también disfrutamos (y mucho) con las derrotas del gran rival, el Madrid. Siempre ha sido así. Y lo continuará siendo. Por los siglos de los siglos. Es una de nuestras señas de identidad. De la que, por cierto, nos sentimos muy orgullosos. Porque cada vez que pierde el Madrid gana un poquito el Barça.  [..]
Lo que resulta cateto es querer ser políticamente correcto. Los culés somos, mayoritariamente, antimadridistas.[..]
Y si encima pretender insultar a Catalunya y a los catalanes, todavía quedan más retratados. ¡Ellos sí que son incultos! ¡Y ridículos! O ridícula...
Yo creo que el gran rival del Barça es el Barça,en algún post anterior mencioné que todo lo que prestamos atención crece.
Yo creo que se debería de dejar de mirar al Madrid y llevar la atención al Barça.
Cuando pierde el Madrid el Barça no gana,cuando el Barça deje de mirar al Madrid,ahí el Barça le habrá ganado.
Me hace gracia cuando se generaliza y se dice somos,o son.Hay de todo.
Sobre lo último,cuando se insulta,el que queda retratado es el que insulta.

ruwild
Titular indiscutible
Titular indiscutible

Cantidad de envíos : 4181
Fecha de inscripción : 21/02/2014

Volver arriba Ir abajo

Re: Madriditis leve

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.