El nuevo entrenador del Barça ha dado un giro radical a muchos de los conceptos de su predecesor en el cargo