El club, que recurrirá, se enfrenta a una multa que podría alcanzar los 60.000 euros