Dos directivos culés se reunieron con ejecutivos UEFA para, según explica el Barça, "exponer la realidad social catalana y la integración de las esteladas en el club".