García, crítico con los que pitan