El ministerio fiscal le reclamará los tributos por los contratos de los derechos de imagen, en un caso similar al que ha afectado a Mascherano