Re: Cuando la estupidez se reviste de legalidad.