[ltr]La liebre la levantó L’Esportiu – enhorabuena compañeros- y el asunto creció, por su gravedad, cual efecto bola de nieve. Al grano: un asistente que podría estar en la terna para dirigir el próximo clásico denunció ante la Fiscalía Anticorrupción – ojo, no en los medios, sino en un juzgado, matiz importante-, presuntas presiones para perjudicar al Barça en el Bernabéu.[/ltr]