Si fuera en el Calderón, también perdería Madrid