El delantero portugués recibe la reprimenda de algunos de sus compañeros del Real Madrid tras dar explicaciones en Valdebebas