La obsesión/necesidad de conseguir la Orejona para salvar la temporada lleva a situaciones insospechadas