El mediocentro está muy molesto con el club por una promesa incumplida