Preocupación en el Real Madrid por las últimas fotografías del delantero portugués con su amigo marroquí