Ante el Espanyol, otra dosis de ayudas