La Sección Cuarta aprecia que en la operación se produjeron delitos de estafa y corrupción entre particulares