El entrenador blaugrana Luis Enrique ha dado muestras de un exceso de nerviosismo en estos últimos días por algunas filtraciones que supuestamente han salido de dentro del vestuario