El City reclamó en el 47' una mano clara del lateral del Barça que el colegiado no vio tras un centro de Sterling. Guardiola se quejó mucho desde la banda.