Competición olvida sancionar a Messi